ABOGADOS EN SEVILLA |
16189
post-template-default,single,single-post,postid-16189,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_non_responsive

Tras el divorcio, toca repartir

En un post anterior hablamos de la importancia de establecer un régimen matrimonial antes del matrimonio y los riesgos del régimen de gananciales para nuestros patrimonios personales.

Hoy vamos a tratar la liquidación de la sociedad de gananciales, que son los bienes y deudas que se han obtenido durante el matrimonio y cuando se reparten deben obtener los cónyuges el mismo patrimonio.

Pero toda esta información puede estar en cualquier página de internet, ¿Dónde nos encontramos los problemas los abogados?

Por ejemplo, es muy importante,  cuando hay objetos o bienes en la vivienda familiar de valor y uno de los dos cónyuges tiene que salir de ella con motivo del divorcio, antes de abandonar la vivienda, hacer un inventario fotográfico de los bienes que se dejan, porque si no luego es muy difícil demostrar su existencia.

El otro gran problema es establecer lo que son bienes personales de cada cónyuge y cuando esos bienes por su valor son del matrimonio, unas pequeñas joyas, pueden ser de uno de los cónyuges de manera personal, pero una colección de joyas de un importante valor comprada con dinero ganancial es del matrimonio.

Por último, donde surgen los problemas mayores es en la valoración de los bienes, normalmente, el que quiere comprarlos tirara el valor a lo bajo y el que lo quiere vender a lo alto, en este caso, los abogados, utilizamos diferentes estrategias para llegar a acuerdos, como calendarios de precios de venta a un tercero. O algo tan simple como que se lo quede el cónyuge que pague más.

Soluciones simples, complicadas normalmente con el desamor.

No Comments

Post A Comment