ABOGADOS EN SEVILLA |
15977
post-template-default,single,single-post,postid-15977,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_non_responsive

Es tiempo de las personas y no de las palabras

Pasada la vorágine electoral, algunos se envuelven en el marketing político para enmascarar sus fracasos otros se vanaglorian de sus éxitos, mientras el resto del mundo despertamos de la resaca política sin mucha esperanza en el futuro y en los políticos.

No me gusta decir a nadie lo que tiene que hacer, pero cuando como abogada compruebo los problemas reales de la gente y veo en la prensa más de lo mismo, los intereses de los partidos sobre los de las personas,  pienso sí algún día cambiará algo.

España necesita menos golpes de pecho y más mirar el interés general, más perdón y aceptar que hay sueños que no son posibles, desde el momento que son solo de unos cuantos.

Más mirar los problemas de la gente, metan de una vez dinero y tiempo en la economía, en las empresas y autónomos que son las que crean empleo, en infraestructuras y servicios que mejoren la calidad de vida de la gente.

Apostemos de una vez por una educación de todos y de futuro, donde no solo se enseñe a ser productivo sino a respetar a los demás, ser ciudadanos y personas con espíritu crítico, libertad de pensamiento y empatía.

Donde el cuidado y la dignidad de los mayores sean compatibles con la vida de sus familiares.

Donde exista una fiscalidad justa, acompañada de una buena gestión del dinero público.

Donde los que roben dinero público no salgan de la cárcel tan impunemente, ¿Hay algo más grave que robarle a 40 millones de personas?, porque el dinero público es dinero de todos, del esfuerzo de muchas personas que trabajan muchas horas, si eso no se refleja en el código penal, estamos amparando a los corruptos.

Y que alguien entienda de una vez, que un autónomo no puede pagar el 15 % de impuestos todos los trimestres sin tener sus necesidades básica cubiertas, debe haber un mínimo de subsistencia antes de empezar a pagar impuestos.

¿Es tiempo de cambio? Tal vez no, pero la esperanza es lo último que se pierde.

No Comments

Post A Comment